Posts Tagged ‘árbol’

Decepcion al Deseo

feb 17

“Tener un propósito, para tener mi mundo,
Un sueño acabo los deseos, y se ahogo en sus besos ”

Eso es lo que mas me dice,
¿Quieres Ganar un poco más de mí?.

“Pero esta jaula de oro tan brillante, que me protege en contra de las falsas mentiras
Y me protegen de los impares miedos,
Nada dentro de sus paredes puede podra hacerme daño,
Este es mi propio mundo! ”

Susurros en la oscuridad llegan a mis oidos,
“Sólo me debe ahora escuchar,
Y por que me alcanzaras,
Y con mi ayuda llegaras,
A lograr el paraíso,
Es la ilusión del disfraz!
Con dificultades y no con dolor,
Cada tarea que entonces encontraras! ”

La luz grita severamente a mí lado:
“Estas son mentiras, ya que puede ser!
Si el mundo se basan en mentiras,
A continuación, me decepcionaras.
Y la ilusión del paraíso terminara,
¿Se acabara para ti?.
Llorando tus sueños
Y es tan solitaria tu tristeza como la sombra al lado de un árbol!
Y ya no vas a ver…
¿A dónde ir o qué ser!
Cuando te enfrentes a la prueba final, lo que va a decir el juez para ti? ”

Decepcion al deseo, ya a de acabar, sin paraiso donde soñar…

Se trata de argumentos para ganar más de mí,
Y así, con la oscuridad estoy de acuerdo,
Y por lo que hoy firmare mi decreto,
Y con un traicionero y alegre regocijo de la
Eterna oscuridad, de pie sobre mí
“Con la luz aquí de una vez por todas me olvidare de ti y yo me convertire en uno! ”

No esperas mi luz, ni me oscuridad, murio en una decepcion en mis sueños, volando hacia a ti…

Cuando un amigo se va

feb 17

Cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va una estrella se ha perdido la que ilumina el lugar donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va se detienen los caminos se empieza a revelar el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va galopando su destino empieza el alma a vibrar, porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va queda un terreno baldío que quiere el tiempo llenar con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va se queda un árbol caído que ya no vuelve a brotar porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va queda un espcio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

puedo escribir los versos mas tristes

feb 15

PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: ” La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo

El camino de los besos

feb 13

EL CAMINO DE LOS BESOS
¿Tú sabes, amor, de dónde vienen los besos?

Cuando el amor es fácil y fluye sin obstáculos, cuando amar es una dulce rutina que se mece en atardeceres plácidos, los besos son viajeros sin apenas equipaje, pájaros volanderos que tienen su horizonte entre las ramas de un árbol en el parque.
Nacen así besos de vuelo corto, que florecen en la piel y en la piel mueren. Besos festivos. Besos que se duermen en alguna parte y llegan distraídos. Besos que no tienen un camino que aprender, porque su camino es demasiado rápido:apenas un simple paseo entre las horas dormidas de una tarde de verano.

Pero, como muy bien sabes, niña mía, el amor no siempre nace en jardines llenos de flores.

A veces el amor llega como una inmensa ola y nos estrella contra las rocas duras, nos zarandea y nos voltea, nos desorienta, nos mete el miedo en el cuerpo, nos arroja lejos de la tierra firme, de las playas donde otras veces nos sentimos seguros.
Son amores incorrectos, amores secretos, amores imposibles, llenos de obstáculos, acorralados por murallas que no se deben saltar.
Y entonces, amor, los besos son otros.
Son besos errantes que recorren el mundo a trompicones; besos que vuelan por encima de las algas que el agua empuja y olvida; besos que navegan como barcos veleros en el océano sin fin de la ternura hasta llegar, como olas, en un susurro, a las playas desiertas de tu piel; besos que escapan a las redes del viento y andan por caminos que recorre la lluvia, caminos que nunca tienen sol.

Son besos nacidos en el fondo del alma, demasiado tiempo a oscuras.
Mis besos, niña de mi alma, volarán por encima de todos los otoños, despertando de sueños profundos a bosques eternamente dormidos; pasarán por encima de todos los inviernos, aleteando sobre barros y charcos silenciosos.
Mi besos, princesa, recorrerán todos los caminos, todas las veredas, todos los mares, todos los cielos, pintándolo todo de amor.

Porque al final de todo, siempre estás tú.

Te quiero locamente. J.